Contagio de primavera

20 mar

Acabo de leer que la primavera ocurrirá hoy a las 17.57 (hora peninsular), con el paso del Sol a través del ecuador celeste. Por lo visto también es el día mundial de la felicidad. 

Abro mi agenda y veo que se acerca un mes movido, de intensas horas llenas de cosas y pocas horas de sueño y descanso, ordenador nocturno y dolor de pies. Se me acumulan las ideas y los proyectos se solapan.

En la consulta se respiran preocupaciones, angustias, miedos, temores, recuerdos,… incluso alguna risa. Muy propio de esta fascinante profesión.

Siempre me gusta volver a la infancia. Y a la música para cambiar el estado de ánimo.

Hoy a las 17.57 (hora peninsular), cuando el Sol pase a través del ecuador celeste, me acordaré de la llegada oficial de la primavera. Y que nos pille “confesados”, en buena disposición y buen humor, para recibir todas las cosas que están por venir!

Espero contagiaros

 

La herencia de un papá

19 mar

Lo que recuerdo desde muy pequeña es que mi padre trabajaba también sábados, domingos y festivos. Y cada domingo íbamos a verlo.

“Tocaba” porque todos los domingos había concierto del cuarteto de La Plata y mi hermano y yo nos sentábamos a escuchar junto con otros niños, hijos de músicos. Supongo que por momentos escuchábamos con atención y otros ratos dormíamos con los ojos abiertos. También había momentos en los que jugábamos en la barandilla y a subir y bajar las grandes escalinatas del Teatro.  Allí estaban las mamás, que imagino que con la excusa aprovechaban para salir a “cuidarnos” y de paso charlaban de sus cosas.

Aquella tradición se fue modificando con el paso del tiempo, el paso de los años, los cambios de residencia,… pero siempre siempre íbamos con la música a otra parte. Más bien con la música A TODAS PARTES.

Al final no me dediqué a la música. Pero sigo disfrutando de ella, en todas sus formas, todos los días de mi vida. Y esto es algo que me acompañará siempre.

Una Viola que me acompañará siempre   (foto de: El lado frío de mi almohada)

Una Viola que me acompañará siempre
(foto de: El lado frío de mi almohada)

Dicen los expertos que la música es muy beneficiosa durante el embarazo. Y yo me pregunto ¿en qué situaciones no lo es?.

Doña, que casi tiene dos años, ve y oye música en todas partes. Cuando hace sonar el bote con sacarinas, cuando agita un bote lleno de espirales de pasta, cuando usa los lápices como si fueran baquetas,… cuando canturrea cuando se duerme.

Muestra ritmo desde muy pequeña y parece que antes de hablar va a cantar. De qué me sorprendo entonces, si lleva la marca desde hace generaciones…

Porque la música es un buen entrenamiento para nuestros cerebros, una herramienta que potencia la creatividad, nos abre la mente, nos traslada a otros mundos, nos hace recordar, nos une, sana, alimenta y enriquece… y una fuente de placer para buenos y malos momentos, para cualquier momento y en cualquier situación.

Gracias papá por dejarnos una herencia tan importante, que llevamos (y disfrutamos) mi hija y yo todos los días. Y que nos acompañará para siempre.

 

El próximo 28 de marzo empieza el festival urbano Malakids, en el barrio de Malasaña. Habrá también conciertos de los que disfrutar junto a nuestros hijos. 

 

Y vosotros, ¿qué “herencia” lleváis de vuestros padres?

 

 

 

Mujer y maternidad: un nuevo escenario

8 mar

Allá por diciembre, en una sobremesa con amigas, una de ellas me comentaba su dilema frente al embarazo y la vida profesional  “Soy la única mujer “manager” y paso muchas horas en la oficina, así que en mi trabajo todos dan por hecho que no quiero tener hijos y que sólo me interesa mi carrera profesional… Pero también creo que es complicado porque el  embarazo te paraliza, como dos o tres años…”, me decía.

Esta conversación la recuerdo, al menos, una vez a la semana. Porque Ms. Ojeras sueña y desea que llegue algún momento de “parálisis” para ver la vida pasar… 

Amiga Mar, ya te conté que creo que habla más de los miedos que de la realidad Ser madre te moviliza. 

La maternidad nos pone en marcha para que la maquinaria siga funcionando y sigamos creciendo.

Los neurólogos lo llaman neuroplasticidad: cómo la experiencia establece nuevas conexiones neuronales. Y que si estos nuevos aprendizajes se repiten y son constantes incluso pueden modificar las estructuras cerebrales, algo que hace tiempo se pensaba que eran estáticas.

Desde luego que ser madre es toda una experiencia nueva que requiere de todo un proceso de adaptación: a nuevos ritmos, a otros horarios, mayores demandas… Un período en el que debemos adaptarnos a un nuevo papel: la maternidad.

Es como si tuviéramos que hacer un nuevo espacio en nuestra cabeza para mirar a una nueva prioridad. Y no es fácil situarse en este nuevo escenario, donde las demandas aumentan (hijos, pareja, trabajo…) y, en muchas ocasiones, nuestros deseos han cambiado.

Quizás hemos estado deseando volver al trabajo para dejar de pensar en pañales y en dar de comer, pero al volver a trabajar nuestra cabeza sueña con volver a disfrutar de nuestros hijos. También hay momentos en los que no tenemos ganas de dedicar tanto tiempo ni tanta energía a los asuntos del trabajo. Y también hay momentos en los que la maternidad se nos hace cuesta arriba.

Acomodar todas estas piezas toma un tiempo. Un tiempo que varía en cada persona y, en la vida de cada mujer, tiene distintos significados y resultados diferentes.

Lo que tengo claro es que, para todas, la maternidad implica un escenario de nuevas posibilidades. 

La maternidad. Un escenario lleno de nuevas posibilidades  (fuente: Flickr)

La maternidad. Un escenario lleno de nuevas posibilidades
(fuente: Flickr)

No hago más que ver madres envueltas en nuevo proyectos, con nuevas ideas, con ganas de HACER. Cada una a su manera, a su tiempo, con distintas formas, desde una oficina o desde su casa. No hay más que darse una vuelta por twitter y descubrir la gran comunidad de madres en el mundo 2.0 …

Ayer recibí una gran noticia. Una buena amiga acaba de iniciar un pequeño proyecto en internet. Mi amiga María ha dedicado muchos años a su carrera, la arquitectura. Con la crisis económica vio como iba quedándose cada vez con menos trabajo y, viviendo en una ciudad pequeña, con menos posibilidades. Hace menos de un año ha sido madre por segunda vez. Carol, su socia americana, ha vuelto a España después de cambiar las comodidades que le ofrece su país por un lugar más amable para criar a sus hijos.

Lejos de paralizarlas la maternidad las ha unido en UnderMyTree. Un lugar creado con cariño, inspirado por sus propias hijas, donde ofrecen ropa original y divertida, y que conjuga diseño y calidad (como buena arquitecta).

Como me decía ayer “Empezamos con poco, para probar… Es muy difícil vivir de esto pero aunque sólo sea por la ilusión de pasar estos tiempos de crisis envueltas en algo que nos guste”.

El disfraz que nunca tuve

26 feb

Esta semana se celebra el Carnaval en las escuelas. Así que a estas alturas ya tendrás claro en quién vas a convertirte o en quién convertirás a la (pobre) criatura.

Me gusta observar qué o como quién quieren ser los niños cuando juegan a disfrazarse.

El disfraz nos permite jugar a ser otro, expresar lo que nos gustaría ser (aunque sólo sea por un rato y por algún aspecto concreto). Es un juego pero también una estrategia que nos permite afrontar y desdramatizar miedos, inseguridades y aprender a reírnos de nosotros mismos.  

Pero cuando se trata de niños pequeños y el cartel de la fiesta pone “libre elección”, nos toca a los padres semejante decisión.

Me he estado acordando estos días que cuando era muy pequeña a mi madre le dio por disfrazarme de hawaiana. Consistía únicamente en una falda de cintas de colores (100% poliéster que picaban) y unas flores en la cabeza (como mucho). Y como era muy pequeña no hacía falta nada más.

Sobra decir que no me hacía ninguna gracia. Y aunque el argumento era estás preciosa ahora sé que el motivo principal  es que era un disfraz muy PRÁCTICO.

Las experiencias que vamos viviendo con nuestros hijos traen al recuerdo experiencias y emociones pasadas. Como si los hijos nos saltaran los resortes de cosas que, prácticamente, teníamos olvidadas o guardadas en algún lugar.

Así que cuando ví el cartel de la fiesta “disfraz libre elección”, lo tuve claro.

"Lacan for Beginners, Philip Hill. Beginners Documentary Book.

Piensa nuestro insconsciente
(foto: “Lacan for Beginners”)

 

Doña irá de bailarina. O de hada. O de algo que lleve un tutú (no sé si hay palabra más cursi que “tutú”). 

Será la única floritura que lleve. Porque Doña es libre como un pájaro y no quiere saber nada de lazos, diademas, alas, varitas, orejitas o accesorios similares (a menos que ese día sí le apetezca). Y como este año no le toca elegir qué menos que tener en consideración sus preferencias.

Me parece que a partir de mañana empezaremos a ver necesidades, frustraciones, anhelos y deseos que se harán realidad en los disfraces de nuestros propios hijos.

Y, para empezar, ahí tendremos el disfraz de bailarina haciendo de “sueño cumplido”.

Cumplido para su madre, claro.

Nota mental. Y en el caso de que sus ganas no coincidan con las mías, contaré con su profe, la gran aliada. Que con sus artes mágicas de seducción hará que el disfraz luzca toda la fiesta.

Y vosotros? ¿En qué pensáis convertiros? ¿Qué anhelos lucirán vuestras criaturas?

 

 

El tiempo y Ms. Ojeras

21 feb

Hubo alguien que una vez me bautizó Ms. Ojeda (en honor al apellido de mi madre). Y hoy, más que otros días, lo he recordado.

Hoy más bien podría llamarme… Ms. OjeRa

Los días de la semana han pasado volando, las jornadas han sido largas e intensas, incluidos los momentos de jugar en el parque, hacer construcciones o recorrer 2 kilómetros con la hija en brazos mientras empujas el carro subida a los botines que no te dio tiempo a quitarte después de la reunión.

Sí, hoy soy Ms. OjeRa porque cuando llegaba el silencio al hogar a las 9 de la noche era el momento de volver a conectarse al teclado y preparar esos cursos y esas propuestas que tantas alegrías me dan. A todo se acostumbra uno: las últimas semanas he notado que, pasada la barrera del cansancio, sobre la 1 de la madrugada me sobrevenía la inspiración…

Solo que el despertador, que a las 7 de la mañana dice “holaaaaa” desde su cuna, no perdona.

Sin embargo, aunque esta mañana me asusté al verme en un reflejo de un escaparate y quizás en algún momento pensé en volver a meterme en la cama, no lo hice. Aún me quedan energías.

No es que tenga una habilidad diferente o más capacidad que otra madre… Creo que las reservas de energía se deben a que esta semana he podido escaparme dos veces al gimnasio a bailar. Si, a bailar.

Porque si voy a hacer un hueco en mi tiempo para el ejercicio es imprescindible que sea estimulante, divertido y que me permita cerrar el interruptor de la rutina, los deberes y los imprevistos.

Es bien sabido que la práctica de ejercicio físico combate la ansiedad, el estrés y mejora el rendimiento de nuestro cerebro. 

Pero creo que lo que realmente nos revitaliza el cerebro es encontrar ese tiempo, ese lugar donde poder empezar a recuperar el disfrute.

Durante el primer año de vida de un bebé se siente más que nunca esa “falta de tiempo” y esa constante pregunta de “cuándo tendré tiempo para…?”  Al menos cuando se es madre por primera vez.

Pero como casi todo en la vida, pasa. Y vienen tiempos mejores, y se aprende a rascar minutos y buscar espacios en los que volver a encontrarse y reconocerse.    

Incluso descubrir que, después de todo, encuentras una versión mejorada de ti misma.

Ahora que llega el fin de semana (creo) llego con fuerzas para poder descansar y disfrutar de un poco de desconexión.

Y vosotros? ¿Cómo llegáis al fin de semana?

Actriz de Bollywood  hace malabares para salir bien en la foto (Pinterest)

Actriz de Bollywood hace malabares para salir bien en la foto (Pinterest)

Me he acordado de las coreografías de Bollywood, donde las mujeres son ágiles, rápidas y coordinadas, hacen malabares y mantienen su equilibrio (aunque sus ojeras están muy bien disimuladas). Pero el colorido y las sonrisas contagian diversión y optimismo…

FELIZ FIN DE SEMANA!!!

Vídeo

El primer descubrimiento

12 feb

No sé cuál habrá sido mi primer descubrimiento. No lo recuerdo…

Porque según vas creciendo las experiencias nos transforman y se convierten en la base de las creencias que iremos adoptando. Las técnicas de neuroimagen nos han mostrado como cada experiencia nueva puede ir transformando la estructura de nuestro cerebro…

Las creencias se convierten en los cristales a través de los que percibimos el mundo, influirán en nuestras decisiones y guiarán nuestros comportamientos.

Estos modelos que vamos adquiriendo normalmente los asumimos como verdades absolutas y, generalmente, son una gran simplificación de una realidad muy compleja.

Hace unos días vi en el telediario el vídeo de una niña que descubría por primera vez la lluvia.

Me movilizó ver su reacción, llena de asombro y felicidad ante algo que jamás había visto. Me emocionó volver a descubrir que los niños tienen la capacidad de contagiarnos esa ilusión. La del descubrimiento del mundo por primera vez, donde todo se ve con ojos distintos.

Cosas que deberías saber si estás embarazada

30 ene

Cuando estás embarazada primeriza, entre las primeras cosas que te planteas es “qué tengo que hacer” y “no sé nada” .

Bueno, al menos yo sí me lo pregunté! :) 

Y este año, con las primeras noticias de embarazadas en mi entorno, me preguntaba Carmen por algunos consejos para el embarazo y el parto.

Mi suegro, que ha atendido durante años a embarazadas tanto en el hospital como en su consulta me dijo un día: “No estás enferma así que no tienes que hacer nada. Sentido común”.

Con su permiso, esto no es del todo cierto. Porque en la “vida de antes” de estar embarazada uno podía fumar, beber sin preocuparse, comer sin miedo a una digestión pesadísima o a la acidez crónica y no estaba tan pendiente de una posible caída (aún recuerdo cómo bajaba las escaleras del metro pensando que en cualquier momento podía tropezar o que igual podía haber una avalancha -o terremoto- en ese mismo momento).

Tomar algunas precauciones en la alimentación, dormir y descansar si el cuerpo te lo pide (en cuanto te sea posible), hacer ejercicio suave todos los días, dejar de fumar y cambiar algunos hábitos (yo cambié el metro por el autobús, con menos aglomeraciones y disponibilidad “real” del asiento reservado para “impedidos”) hacen que el embarazo sea más sano y llevadero.

Ahora, a toro pasado, creo que el “no hacer nada diferente” en realidad tiene que ver con tomarlo con naturalidad, con no recluirse en un sofá por miedo a que pase algo, “hacer vida normal” y poder disfrutar del embarazo lo mejor que se pueda.

Lamentablemente, esto no es tan sencillo.

La cuestión del sentido común es que para cada uno es distinto y repleto de dudas… sobre todo cuando se trata de las ansiedades, de los miedos y los pensamientos que nos asaltan.

Para cada mujer hay una vivencia diferente del embarazo y su maternidad, donde se enredan varios factores:

  • la historia personal de cada mujer
  • su situación actual
  • en qué lugar llega el bebé (primero, segundo,…)
  • su personalidad

Se trata de una etapa de crisis vital  que moviliza, despierta ansiedades y donde es frecuente que surjan conflictos que se encontraban “escondidos”.

Desde una sensación de “invasión” en nuestro cuerpo y en nuestra vida. Sensación de felicidad y de inseguridad, de apego por el bebé que está formándose y miedo o rechazo a la pérdida de nuestra autonomía…

Se habla también del embarazo como una etapa regresiva, donde es frecuente que surjan recuerdos del pasado. El modelo mental que se tiene sobre qué significa ser madre está directamente relacionado con las experiencias que hemos tenido como hijas. Así que si ha habido conflictos o falta de cuidados durante la infancia, estarán muy presentes aquellos aspectos que no quieren repetirse y, a la vez, una carencia sobre referencias positivas o modelos en los que poder apoyarse.

Los cambios físicos, sobre todo a partir del segundo trimestre, también pueden provocar sentimientos de ambivalencia: por un lado son la señal visible que “confirma” el embarazo y nos dota de un nuevo “status”, muy valorado en nuestra sociedad. Pero al mismo tiempo pueden disminuir la autoestima por la pérdida de las características femeninas que se relacionan con el atractivo sexual.

También aparece con frecuencia un efecto de mayor transparencia o sensibilidad psíquica (concepto planteado por Bydlowski), donde los sentimientos, miedos y conflictos aparecen “en la superficie” con más facilidad.

Y otro aspecto frecuente es la tendencia a pedir más apoyo y cuidado del entorno, a sentirse más dependientes… Como si necesitáramos cuidados “maternales”.

En estos momentos es fundamental contar con una red de apoyo, ya sea de la pareja, familiares o amigos. Pero no siempre esta red está disponible y por tanto la mujer vive estos cambios en soledad.

Futuros padres y madres (y ginecólogos) espero que estas líneas os sean de utilidad. Conocer y estar atentos a estos fenómenos pueden ayudarnos a entender la razón de algunos malestares o conflictos intensos. Y detectar la necesidad de buscar la ayuda adecuada para cuidar de una mujer embarazada.

Mafalda, de Quino

Mafalda, de Quino

 

Psicologia y Embarazo ¡cuenta en Twitter!

28 nov

Tengo que confesar que me he resistido al uso de twitter.

Esta es la cara que se me quedó cuando abrí una cuenta y vi como funcionaba. Y huí de la necesidad de tener que estar tan actualizada.

Flickr (Creative Tools)

Flickr (Creative Tools)

Recientemente tuve una conversación larga y tendida (nunca mejor dicho: yo estaba en la camilla de masaje) donde Verónica me animó a abrir una cuenta en twitter de Psicología y Embarazo.

Y como el blog está en proceso de tener un nuevo diseño y nueva estructura he decidido darme una segunda oportunidad y probar con twitter.  

Mañana, en el Hospital de Torrejón, tendrán lugar las I Jornadas de Psicología Perinatal  organizadas por la Asociación Española de Psicología Perinatal. Una buena oportunidad para darle uso a la recién estrenada cuenta y haceros llegar toda la actualidad!

Verónica, tomo tu idea. Gracias y

… ya puedes seguirme en @PEmbarazo

La violencia obstétrica, otra forma de maltrato

25 nov

Muchas mujeres, sin saberlo, hemos pasado por una (o varias) situaciones durante el embarazo y el parto que nos han hecho sentir vulnerables, sin autonomía y con una gran indefensión. En muchos casos dejando cicatrices, físicas o emocionales.

- Parir en litomía como única opción (es decir: en horizontal, tumbada, con las piernas en los estribos), sin lugar a poder elegir otra postura.

- No poder comer ni beber durante horas

- Inducir un parto artificialmente, o realizar una cesárea, sin razón justificada

- Recibir tactos vaginales reiterados por diversas personas

- “Subirse a la tripa para empujar al bebé” (Maniobra de Kristeller)

- Interferir el primer contacto de la madre con su bebé, separándolos tras el nacimiento

- Realizar una episiotomía (corte del periné) sin necesidad médica real

… Son algunos de los protocolos que están instaurados en muchos de los hospitales españoles. Y, por tanto, no suenan “extraños”.

En países como Venezuela o Argentina, donde el parto humanizado está legislado, esto se considera violencia obstétrica.

¿Cómo podemos evitarlo?

Teniendo la información adecuada. Tanto para la mujer embarazada como para su familia. Para poder tomar decisiones y elegir, en la medida de lo posible, un lugar y un modo de nacer más humanos (lo que puede redactarse en un plan de parto).

Una buena amiga me dijo hace poco que, antes de su parto, había tenido “demasiada información”.Y que esto la había llevado incluso a ponerse en contra de los médicos. Estoy de acuerdo: es muy incómodo verse en la tesitura de tener que pelear, justificarse y argumentar continuamente frente a profesionales que, o bien no saben o bien no están dispuestos a cambiar. Menos en una situación tan delicada como es un parto.

Creo que en el embarazo y durante el parto no deberíamos estar derrochando energías tratando de “defendernos”. El personal sanitario debe ser nuestro aliado, no nuestro enemigo. Y las mujeres ser tratadas como usuarias, no como pacientes.

Pero para llegar a esto es fundamental que el sistema de salud revise sus protocolos, que parecen muy centrados en abordar el embarazo como un proceso patológico. Y que el personal sanitario esté formado adecuadamente.

Cambiar la forma de nacer…

“Lo importante es que haya nacido sano”, nos dirán una y otra vez. Pero la vivencia del trato recibido durante el seguimiento del embarazo o durante el parto deja huella.

Es necesario tomar conciencia de la importancia que tiene el cambio hacia un parto más humanizado. Porque los partos medicalizados producen miedo y estrés en la mujer, que interfieren sin duda en el proceso natural del parto.

Cita Michel Odent

Las actuaciones mencionadas al principio de este post están contraindicadas por las sociedades médicas, el Ministerio de Sanidad y la evidencia científica.

En la página del Ministerio de Sanidad podemos encontrar los siguientes documentos:

Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud

Guía de práctica clínica sobre la Atención al Parto Normal (Guía dirigida a mujeres embarazadas, a futuros padres así como a sus acompañantes y familiares).

Vídeo

“Los niños tienen derecho a ser educados por padres preparados”

20 nov

Es un estudio realizado por un psicólogo holandés se le preguntó, a padres y profesionales de la educación, si conocían la Convención Internacional que regula los Derechos del Niño. La mayoría sabía algo… pero no sobre su contenido.

Uno de ellos dice que “los niños tienen derecho a ser educados por padres preparados”.

Pero  ¿quién nos enseña a ser buenos padres?  ¿No podemos educarlos como creamos conveniente?

En la opinión de René Diekstra, rotundamente NO.

Hay muchos padres que no creen necesario informarse adecuadamente ya que ser “buen padre” significa saberlo todo por sí mismo.

Pero no perdamos de vista que

Un niño es un fenómeno muy complicado”

 Desde el momento del nacimiento, los padres enfrentamos la crianza de nuestros hijos bajo del modelo (de padres) que hemos tenido. Y este modelo no siempre es el más adecuado (por más que haya sido el de nuestros queridos padres).

Hoy se celebra el Día Internacional del Niño. Y me acordé de este vídeo que hace tiempo que quería compartir

Se pregunta a distintos padres sobre aspectos de la crianza y sus distintas respuestas.

El Desarrollo del Niño – La mirada de Elsa

Por si no podéis verlo ahora, aquí os dejo un resumen de las respuestas que da el psicólogo holandés, entrevistado por Elsa Punset:

  • Empezar a hablar más tarde no predice que vaya a tener un retraso intelectual

(El otro día me comentaba una chica el impacto que había tenido sobre una mamá, de la guardería donde va su hija, una charla sobre “el número de palabras que el niño tenía que saber cuando tenía dos años”… porque su hijo no cumplía con esta premisa)

  • Los niños perciben, desde muy temprana edad, las emociones de sus padres

Si el cuidador principal sufre de una depresión perinatal o postparto, el bebé puede presentar estos síntomas de depresión a los dos o tres meses.

  • El desarrollo de la autoestima comienza con la autopercepción (la toma de conciencia de sí mismo, como alguien diferente).

Esto suele ocurrir sobre el año y medio.

  • Coger al bebé en brazos no es perjudicial

Si tiene llantos frecuentes y éstos no son atendidos provocan situaciones muy estresante para los niños. (Puedes ver aquí una entrada que publiqué sobre esto)

  • Las rabietas no deben ser premiadas con más atención

Ignóralas. Cuando el niño se tranquilice, cógelo y actúa con naturalidad.

  • Un azote es mostrarle una forma de violencia física.

Que esto, además, proceda de la persona más importante provoca ansiedad en los niños.

Tener información y herramientas educativas sobre el desarrollo de los niños tendrá sin duda un impacto positivo en la vida de nuestros hijos. Porque sabremos educarlos mejor.

Y es su derecho que estemos preparados para ello.

“Los padres somos los entrenadores físicos y emocionales de nuestros hijos” 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 121 seguidores